Acerca de los tres cerebros del ser humano - marcosolobria.com
838
post-template-default,single,single-post,postid-838,single-format-standard,theme-bridge,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_popup_menu_push_text_right,overlapping_content,columns-3,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Acerca de los tres cerebros del ser humano

Los tres cerebros y su interrelación

Según  el modelo del cerebro triúnico de MacLean, o teoría de los tres cerebros, el ser humano posee tres cerebros dentro del cerebro: el Neocórtex o lógico , el Límbico o Emocional y el Reptiliano o Animal, este último es más antiguo en el ser humano.                                                                                                                                                      

Estos tres cerebros han ido apareciendo de forma pareja al desarrollo del ser humano, uno sobre otro y se pensaba que se relacionan entre ellos siguiendo una jerarquía en función de su antigüedad.

El cerebro mas antiguo

El cerebro Reptiliano o Animal, situado en la zona más baja del prosencéfalo junto a los ganglios basales, no razona. Se limita a reaccionar de forma impulsiva y simple y está pendiente del aquí y ahora, respondiendo a estímulos como el miedo, el hambre, la ira, etc. Esto provoca que detonen unas reacciones y producción de reacciones químicas dentro de todo nuestro organismo.                                                                                                    

Lleva cabo las funciones básicas para sobrevivir y esto sucede cada vez que estimulamos de determinada manera a este cerebro. Por ejemplo: estamos frente a una persona que nos molesta y agrede verbalmente, automáticamente, segregamos adrenalina entre otras sustancias químicas, nuestro cuerpo se pone en situación de defensa, nuestras pupilas se dilatan y tenemos tres opciones. O escapamos de la situación o nos defendemos o la aceptamos y cada una de estas reacciones lleva aparejada una producción de sustancias químicas y unas consecuencias a nivel emocional y físico, distintas.                                                                                                                                                                                   

El cerebro animal, es el responsable de algunas actitudes que no entendemos. Ir a comprar a un centro comercial, una cosa concreta y volver a casa con una bolsa llena y faltando lo que fuimos a comprar.                                              

Éste, cumple la función de cubrir, aquello que se supone que nos falta para seguir vivos.

El cerebro emocional

A nivel emocional, el cerebro límbico se sitúa sobre el reptiliano y es el responsable de la asociación de emociones y situaciones o experiencias vividas, está asociado al aprendizaje. Por ello el aprendizaje es más rápido, sencillo y duradero cuando tiene una emoción asociada.                              

Cuando sentimos que lo que estamos viviendo es una situación similar a otra vivida anteriormente, nos sentimos exactamente igual que cuando sucedió, puesto que nuestra memoria nos trae los recuerdos del suceso con todas esas sustancias químicas. Tanto si esas experiencias rememoradas son positivas o negativas.

El Neocórtex o cerebro logico

Este cerebro es analítico, calculador y es influenciable por todo el entorno que nos rodea. Es la base del pensamiento lógico y sistemático. És el mas consciente de los tres, de hecho és el que intenta explicar constantemente lo que nos pasa y porqué.

¿Cómo funcionan en la realidad?

Un hombre que se divorcia con 50 años y se compra un coche, se comprará con el cerebro animal un deportivo rojo y argumenta con el cerebro lógico, que lo compró por los caballos que tiene y le pueden salvar la vida en un adelantamiento, cuando la realidad es que necesita un elemento para sentirse de nuevo en el mercado y competir con otros hombres por una pareja. Esto está demostrado a nivel científico con los estudios de Junger Klaric sobre las reacciones y el comportamiento del ser humano a nivel neuronal.

Aunque hoy por hoy, éste modelo se encuentra desfasado y se ha comprobado que estos tres cerebros funcionan de forma interrelacionada.

Últimamente se han descubierto otros cerebros y conexiones, a nivel estomacal. De hecho sabemos que los Chakras, son centros energéticos y uno de ellos coincide con el estómago y cada día seguimos descubriendo cosas nuevas sobre la increíble complejidad del ser humano.

Hoy en día, que vivimos una vida acelerada en la que siempre nos falta tiempo y llena de preocupaciones, la ansiedad y el estrés nos acompañan día a día. Sólo podemos analizar qué nos lo provoca y eliminarlo o manejarlo.

En otro artículo, hablaremos de la ansiedad y el estrés y cómo manejarlo.

Sin Comentarios

Publica tu comentario